Proyección Humano

042622f9-aeb4-470b-af4b-888c5ba86656

Desde los confines del Universo os llaman.

Cada bisagra de la vida es una oportunidad para pulir el oro de vuestras entrañas. Creer… crecer… todo es posible con el ánimo de los pulcros de espíritu. Valientes y animosos avanzáis por la tierra en un sinfín de aventuras sin errar. Pues todo es campo para el labriego del que cultiva su condición de Humano, entre las vicisitudes del angosto caminar.

Ser caritativos, ser hermanos, ser casta de buenos hombres. No es temor lo que tenéis sino desánimo por vuestros semejantes, por la codicia, por la apatía. Valeros pues de la sonrisa, el compañerismo y el horizonte… pues todo futuro no es cierto sin un presente trabajado codo con codo y con ahínco.

Estrechar los lazos del verdugo para que su sangre no le llegue. Elegir la libertad del siervo para malograr al amo, aquel que mece la distracción sobre cada una de nuestras cunas… Valientes guerreros que de luz se arman, pues el éter es nuestra herencia, y de luz la victoria es preñada.

Creamos y crearemos

en_kld_productheader

Me pregunto si alguna vez este mundo me sorprenderá con algo que me rasque más hondo en el corazón…

Esos momentos que te regala la vida en los que eres testigo de la chispa divina encendiéndose en una mirada, detrás de la esperanza, plagada de humildad, con el impulso de la vocación de crear y amar…

El eco sordo de un don expresado…

Cuando el espíritu se filtra entre las neuronas, se abre paso por los músculos y articula artes atónitas que entumecen la razón y brindan el podio al anhelo de ser mejores… el deseo de ser… la vuelta a que somos.

Es en esos momentos cuando uno tatúa de nuevo la esperanza en su cuerpo, cuando se abriga de luces el empeño para irradiar entre la impotencia, la pereza, la desidia. Recordando ese corazón puro que asoma en las miradas de aquellos que creen, y por eso crean… que se miran y por eso ven…  que palpitan de acciones, bondades y retos… aquellos herederos del éter eterno y unánime, artífice paciente y artilugio a la espera.

Me pregunto si alguna vez este mundo me sorprenderá con algo que me una más a él, porque si esto ocurre, mi pecho explotará, y no habrá dones sino milagros, no habrá fantasías sino realidades.

Quizás sea que sueño con ver al mundo unido en esa mirada, desde mi ingenua estatura, en un mundo de creadores que no se creen y que buscan dones escondidos.

¿y tú?

¿Te crees, o los has perdido?

Caminando mares

Wallpapersxl Pinturas Puesta Del Sol Mar Tarde Faro Pintura Casa Luz Barco Escalera 466793 1680x1050

 

[…] Pero quiero ser luz de mi propio faro, y navegar siempre hacia mí,

aun conociendo luces de otros navegantes, aun jugando a apagar la luz…

explorar la constante de este parpadeo.

 

No pretender que otros veleros lleguen a mi puerto, 

buscar que a cada vela le guíe su viento,

para que cada cual encuentre su luz, y así, no ser uno,

sino mil brillos que arrasen con visiones malheridas de esta realidad.

 

Al fin y al cabo; que cada cual sea el cambio que quiere ver en el mundo,

para que el mundo sea el cambio que queremos ver todas.

 

“Desorden Versificado de un Cuerdo en Otra Realidad”